EL BLOG DE JULIO STOUTE

EL BLOG DE JULIO STOUTE
TODO EN ARTÍCULOS, OPINIÓN Y PROYECTOS DE INTERÉS SOCIAL E INFORMACIONES VARIAS.

Seguidores

martes, 25 de enero de 2011

¡VIEEEJO, ME QUEEEMO! (Artículo, Primera Parte)

Autor: JULIO A. STOUTE

Una y otra vez retumban en nuestras mentes aquellas palabras proferidas en ese lenguaje tan particular de los jóvenes: ¡ME QUEEEMO…, VIEEEJO! El video es explícito, no hay porqué repetir una vez más lo que sucedió. El mismo le ha dado la vuelta al mundo y las principales organizaciones de Derechos Humanos le han puesto cuidado. Tampoco es un secreto para nosotros el colapso del sistema penitenciario panameño y enorme injuria fuera acusar a la ley de que se goza en eliminar de la sociedad a los criminales. Desgraciadamente entre nosotros hay quienes son peores que los mismos criminales. Así está demostrado. La insensibilidad y la indolencia no escatimaron en apropiarse del momento.

Esto nos mueve a buscar las raíces de ese comportamiento tan deshumanizado. Llegando a la conclusión de que ésta manifestación social trastoca los valores más primitivos y que es una de las consecuencias por la complejidad con que operan las sociedades. Pero ¿Cómo hacer frente a ésta realidad?... A nuevos problemas, nuevas soluciones. Soluciones creativas dirigidas al pensamiento, porque a fin de cuentas es allí donde tienen su génesis los actos.

Pueden poner en práctica proyectos de futbol, bailes, canto, etc. Todos muy buenos, pero solo son soluciones mediáticas. Cuántos no he visto que después de un juego o una “birria”, tranquilamente se entregan a la droga o a la violencia Hay que enseñar a pensar, reconvertir al individuo. Y entre más joven, mejor.

Echemos por un momento la culpa en los progenitores, pero cuando éstos no existen, cuando solo hay uno de ellos o cuando el individuo se cría en un ambiente donde ve a su progenitor (es) escasas horas al día por el trabajo de éstos. ¿Quién gana?

Y si miramos a las aulas, con su alto porcentaje de deserción, de fracasos, de huelgas y de insatisfacciones, donde los docentes apelan precisamente a los progenitores porque solos no pueden ¿quién gana?

El estado. Con políticas preñadas de buenas intenciones, pero carentes de efectividad al fin y al cabo es el que dará “albergue” a los infractores en centros custodiados por esas mismas personas producto de una sociedad en crisis y mal entrenados ¿Qué más se puede esperar? Por esto es importantísima su participación en el diseño y ejecución de políticas de transformación

Lejos de ser fatalistas, creo mi deber aportar y en ese sentido considero que hay que apostar a la reconversión del pensamiento de los niños y jóvenes para romper el ciclo por una parte. Por la otra enseñar a pensar con verdaderos proyectos que incidan de forma más permanente en las conductas.

Demás está decir que aquellos que cometieron con saña aquel acto deben ser sometidos al tamiz de la justicia.

*** Artículo próximo a publicarse en diarios panameños.

1 comentario:

Aniki dijo...

Desde que nacemos, nuestros progenitores, la escuela y la sociedad nos dicen cuáles han de ser nuestras creencias, nuestra forma de vivir, etc. Como somos pequeños y vulnerables somos también incapaces de rebelarnos. Cuando alcanzamos la edad adulta estamos tan domesticados que no nos rebelamos por pura comodidad. Pero, a veces es necesario "desaprender" aquello que va en contra de nuestras tendencias naturales.

Besoss.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...